Fin de semana dejó 8 nuevos casos de quemados con pólvora en el departamento de Caldas

En el marco del fin de semana correspondiente a los días de velitas, el departamento registró ocho nuevos casos de quemados con pólvora, tres de estos se registraron con corte del 8 de diciembre en los municipios de Marmato, en el que el afectado fue un niño de 1 año; la Dorada, con una persona herida de 18 años y Palestina con una persona de 20 años, estos dos últimos casos se dieron debido a la manipulación de petardos y totes.

Al corte del 9 de diciembre en la ciudad de Manizales, un hombre de 58 años sufrió quemaduras de primer grado en las manos, mientras que, en el municipio de Chinchiná, un niño de 12 años presentó quemaduras de segundo grado en sus miembros inferiores.

Adicionalmente, el domingo 10 de diciembre con corte a las 2 de la tarde, se presentaron 3 casos de personas lesionadas con pólvora en la capital caldense, un hombre de 34 años que sufrió quemaduras de primer grado en su rodilla, otro de 23 años con quemaduras de primer grado en su mano dominante y una mujer de 24 años, que presentó quemaduras de segundo grado, también en su mano dominante. Cabe recalcar que este informe es preliminar, ya que hay personas que tienen quemaduras y lesiones con pólvora y consultan los servicios médicos en días posteriores.

Ante esta situación, Jorge Rubio Jiménez, Director de la Territorial de Salud de Caldas, expresó: “Con estos casos, el total de quemados con pólvora en el departamento asciende a 13, se tiene un total de 11 hombres quemados, dos mujeres y cinco niños. Dos de las personas quemadas se encuentran actualmente hospitalizadas”.

Es así como en 2023, se tiene un incremento del 75 % en comparación al año anterior, por lo que se subraya la importancia de concientizar sobre los riesgos asociados con el uso de pólvora. En este contexto, la Dirección Territorial de Salud de Caldas, hace un llamado a la responsabilidad y a disfrutar de la temporada navideña de manera segura junto a sus seres queridos.

Se insta a evitar el contacto con la pólvora, recordando que su manipulación conlleva peligros significativos. Principalmente, se destaca la necesidad de proteger a los niños y niñas, quienes han representado un porcentaje alto de los afectados hasta la fecha.

Jorge Rubio Jiménez, Director DTSC

Suscríbete a nuestro boletín

Al hacer clic en enviar aceptas la política de tratamiento de datos.