En un 95% avanza la obra que garantizará agua potable para más de 5 mil personas de la zona rural de Chinchiná

En un 95% de ejecución se encuentran las obras de construcción de un tanque de almacenamiento de agua potable en la vereda Quiebra El Naranjal del municipio de Chinchiná, área metropolitana Centro Sur de Caldas.

Óscar Eduardo Toro Betancur, jefe de la Unidad de Agua Potable y Saneamiento Básico de la Gobernación de Caldas, indicó que con este proyecto se espera garantizar el suministro del líquido en la zona. “Este es un acueducto que viene con una infraestructura previa. Lo que estamos haciendo es modernizando y mejorando las condiciones del proyecto”.

La obra, con seis meses de ejecución, incluye un tanque con capacidad de 253 m3, para los habitantes de las veredas Quiebra El Naranjal, La Floresta y La Pradera. “Se beneficia a todo el sector desde la parte turística, hasta la comunidad que habita la zona”, destacó Toro Betancur, quien advirtió que la obra será entregada al servicio de la comunidad antes de finalizar el mes de enero.

La construcción del tanque, que beneficia a 5.197 personas, tuvo un costo total de $600 millones, recursos que vienen del Sistema General de Participaciones del municipio de Chinchiná y que fueron viabilizados por el Plan Departamental de Aguas de Caldas (PDA) a través de su mecanismo de evaluación en ventanilla regional.

Óscar Eduardo Toro Betancur, jefe de la Unidad de Agua Potable y Saneamiento Básico.

Suscríbete a nuestro boletín

Al hacer clic en enviar aceptas la política de tratamiento de datos.