Dos caldenses ya sufren las consecuencias del mal uso de la pólvora; Territorial de Salud insiste en evitar su uso

El director de la Territorial de Salud de Caldas (DTSC), Jorge Rubio Jiménez, informó sobre los primeros casos registrados de personas afectadas por la pólvora en la región desde el inicio de las fiestas decembrinas.

El primer caso se registró en el municipio de Risaralda; allí un joven de 17 años sufrió quemaduras de segundo grado en su mano debido a la manipulación de un volador. Asimismo, en Aguadas, una persona de 57 años enfrenta la amputación de los dedos de la mano izquierda como consecuencia de incidentes relacionados con la pólvora. Ambos individuos se encuentran actualmente hospitalizados.

Rubio Jiménez, también expresó su preocupación por estos incidentes e hizo un llamado urgente a la comunidad, así como a instituciones claves como la Policía Nacional, hospitales y Secretarías locales de Salud, solicitando su colaboración en la supervisión y control para evitar más personas afectadas por la pólvora en el territorio.

«Esperamos no seguir sumando personas quemadas en nuestro departamento. Hacemos un llamado a la responsabilidad y colaboración de todos para garantizar unas festividades seguras y libres de incidentes relacionados con la pólvora», destacó Rubio Jiménez.

La Dirección Territorial de Salud de Caldas insiste en la importancia del cuidado y la prevención, instando a los caldenses a no arriesgar su vida y salud por la manipulación de la pólvora, ya que esto puede desencadenar consecuencias graves. Se espera que la conciencia ciudadana y la cooperación institucional contribuyan a reducir el número de incidentes durante la temporada festiva.

Jorge Rubio Jiménez, director de la DTSC.

Suscríbete a nuestro boletín

Al hacer clic en enviar aceptas la política de tratamiento de datos.